pmorales@irp.cl

+56 2 2496 5555

IRP

SUCURSAL

Resonancia

Dr. Manuel Barros Borgoño 430

Manuel Montt

+56 2 2496 5500 opción 1

+56 9 9225 9704

CASA MATRIZ

Centro Radiológico, Laboratorio, Tac Scanner

Av. Providencia 199

Baquedano

+56 2 2496 5555

+56 9 8291 4367


¿Para qué sirve una mamografía?

IRP

Las mamografías se usan como una herramienta que pretende la detección del cáncer de mama en mujeres que experimentan síntomas: como un bulto, dolor o secreción del pezón.

La mamografía también es un buen método preventivo para detectar de manera temprana un cáncer antes de que existan síntomas o se expanda. Muchas veces la aparición de síntomas ya implica un diagnóstico tardío que implicará un tratamiento muchas veces más largo, costoso o con menor pronóstico de sobrevida o con metástasis (cuando el cáncer se ha expandido a otras partes del cuerpo).

Ningún examen previene el cáncer de mamas. Los exámenes lo que pueden lograr es detectar -en lo posible- en fases tempranas un cáncer con el fin de poder tener el mejor pronóstico. Así, la prevención es clave ya que entre antes se detecta un cáncer de mamas mayor serán las posibilidades de superarlo y evitar metástasis a otros órganos o áreas del cuerpo.

La mamografía juega un papel central en la detección temprana de los cánceres de mama, ya que puede mostrar cambios en la mama hasta dos años antes de que un paciente o un médico pueda palparlo. Las actuales directrices del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), la Asociación Médica Americana (AMA) y el Colegio Americano de Radiología (ACR) recomiendan la mamografía cada año para las mujeres, comenzando a la edad de 40, aunque algunos médicos aconsejan que se haga la primera mamografía a los 35 años y si sale normal comenzar una mamografía anual a partir de los 40 años. Consulte a su ginecólogo que aconseja.

Las investigaciones han demostrado que las mamografías anuales llevan a la detección temprana de los cánceres de mama, cuando son más curables y las terapias para preservar la mama están disponibles y son menos costosas o invasivas.

El Instituto Nacional del Cáncer de EEUU (NCI) agrega que las mujeres que han tenido cáncer de mama y las que tienen un historial genético de cáncer de mama (familiares directos que la han padecido) deben buscar asesoramiento médico experto sobre si deben comenzar las pruebas antes de los 40 y sobre la frecuencia de la detección ya que estudios han determinado mayor incidencia de cáncer de mamas en estos grupos.

ContactoLlamar

Contáctenos

Desarrollado por

Tweet